Las siglas SATE corresponden al llamado Sistema de Aislamiento Térmico Exterior, que califica un conjunto de soluciones constructivas por la cara exterior de un edificio, a modo de envolvente térmica. Últimamente este producto se ha puesto de moda como solución de rehabilitación para las fachadas de los edificios de construcción tradicional. Consiste en colocar unas planchas de material aislante en el muro por fijación adhesiva y mecánica y de esta forma evitar los llamados puentes térmicos, por los que una casa pierde aislamiento (calor en invierno o lo deja entrar en verano).