Abajo hay mejor temperatura.

La geotérmica es una energía renovable que consiste en aprovechar al calor del interior de la tierra, que se transmite a la superficie mediante como un sistema de ‘pozo-ascensor’ o como si fuera una bomba de calor que aprovecha la temperatura del subsuelo, constante todo el año. Este tipo de energía, aunque no es adecuada o viable para todos los lugares, es una de las que han conocido más auge en los últimos años. Permite reducir el gasto en tu factura y también el impacto en el medio ambiente. El coste es superior al de otros sistemas de calefacción pero el retorno de la inversión es bastante corto.