620296372 mcm@mcmcasas.com

Este avanzado sistema de protección, que debe tener cualquier construcción moderna, según el Codigo Técnico de la Edificación, consiste en una cámara de aire en movimiento entre el revestimiento exterior y el aislamiento de la hoja interior, con el objetivo de eliminar el indeseable puente térmico y los problemas de condensación en paredes y cubierta.

En esta cámara, debido al calentamiento del espacio intermedio con respecto al aire ambiente, se produce el llamado y conocido ‘efecto chimenea’, que genera una ventilación continua natural y como resultado una evacuación del vapor que procede del interior y el exterior, manteniendo el aislamiento seco. Si en verano el Sol que incide en la fachada calienta la cámara, el aire en ella circulará hacia arriba dejando lugar al aire fresco. En invierno, en cambio como no se produce este efecto, el calor permanece en la cámara, que se convierte en un aislante en sí misma tanto térmico como de humedad.